InstallationsInstallations

Ablación / Proyecto Apartheid

GAUCT. Galería de Arte Universidad Católica de Temuco. Chile,

Esmalte, óleo y costuras en tela confeccionada con prendas de vestir donadas y retazos de telas.

Objeto CAPI, confección con retazos de prendas de vestir donadas, color negro.

Capucha - máscara retazos de tela y costuras.

Saco vulva, el sexo del miedo. Videoperformance, loop 3.4”

 Dimensiones variables

La palabra Ablación (acción y efecto de separar cortando y llevarse o quitar una parte) viene del latín Ablatio.

La ablación del clítoris oficialmente llamada mutilación genital femenina (MGF) por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la eliminación parcial o total de tejido de los órganos genitales femeninos, particularmente del clítoris (clitoridectomía), con objetivo de eliminar el placer sexual en las mujeres, considerando razones culturales, religiosas o cualquier otro motivo no médico.

En esta obra realizo una metáfora visual por medio de un videoperformance, bajo el impacto que me provoca que aún hoy, la práctica de la mutilación genital siga siendo normalizada en muchos países. Para realizar la acción confecciono un objeto cosido en donde introduzco mi cuerpo y me suturo a mi misma, convirtiendo mis procesos de envolverme  en espacios más radicales, donde desaparezco por medio de una sutura, de una costura que me invisibiliza y me convierto en una especie de imbunche. Mi cuerpo esta aceitado y lubricado simulando una estética propia lo sensual, pero al mismo tiempo es un cuerpo sin una pretensión erótica, más bien un cuerpo resignado a su propósito, emplazado en un espacio marginal y precario, donde lo que emana de la acción performática es la desesperanza. Privado de sentir placer por ser mujer.

Otra de las obras de esta instalación es un telón cosido con retazos de tela negra encontrada o donada por mujeres, en donde pinto un texto corto que extraigo del documental de Patricio Guzmán “El botón de Nacar”.

“No tenían ciudades, no levantaron monumentos, pero sabían dibujar.

Después de la muerte creían que podían transformarse en estrellas”.

Texto que me conmueve y decido pintar sobre el telón a modo de homenaje, y lo que hago es recrear de algún modo ese espacio mortuorio, en donde estos pueblos, los Selknam y los pueblos del sur de Chile a los que hace referencia Guzmán en su documental, desaparecieron, a manos del hombre blanco, por los colonos y por los chilenos. Privados de su existencia por el hecho de ser considerados unos salvajes, monstros, indios.