InstallationsInstallations

Nunca terminamos de vivir

Proyecto Polo Negro.

Curador Anders Ronnlund

Espacio Kottispektionen, Upsala, Suecia - 2018

Telón confeccionado con retazos de tela y donaciones de prendas femeninas, costura manual y traspasos de imágenes a la piroxilina. Serie de capuchas - máscaras construidas en retazos de telas y costuras. Desaparecer. Videoperformance.

Para este trabajo reuní una gran cantidad de prendas de vestir femeninas, en diversos tonos de blanco, mediante una convocatoria escrita, armando posteriormente un gran paño cosido manualmente en forma de cruz. Este lo emplace extendido en el espacio de Kottispectionen, aludiendo a un lugar sacro, en su composición simétrica y la atmosfera lumínica creada. En los extremos de la tela imprimí imágenes de cuerpos envueltos, registros performativos en blanco y negro, traspasados de forma manual, donde el ejercicio mismo del hacer (costuras y traspasos de fragmentos de cuerpo) se hacen factores íntimos de mi propia expansión del dolor, un dolor colectivo donde cada prenda, cada retazo es perteneciente y porta una historia privada, articulados aquí como soportes y evidencias a la vez.

Conjunto al telón, proyecto el video Desaparecer, (desarrollado en Espacio Christopher Paschall, Bogota, Colombia) donde construyo un objeto que adhiero a mi espalda y partes de mi cuerpo, caminando monótonamente con su peso, dando vueltas en un espacio pulcro y luminoso, cargando simbólicamente una experiencia traumática de mi vida, reflejo de un redimir social.

Buscando dar cuenta de ese estado de indefensión que se encuentra en el linde, entre el deterioro del cuerpo, su dolor y la muerte, un estado de latencia y desvanecimiento del ser. Una forma de desprendimiento del miedo, reuniendo en ambas piezas una manera de expurgar un sentimiento colectivo.